16 mar. 2011

Hoy entra en la Casa De Gran Ciudadano Ana Botella


Se trata de la concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid y, como todos sabemos, la mujer del ex presidente del gobierno José María Aznar.

En el pasado mes de febrero, Ana Botella restaba importancia a la cuestión de la contaminación en España. Aseguraba en la Cope que con los índices actuales de contaminación no tenemos por qué preocuparnos pues, palabras textuales suyas, “no hay ningún riesgo para la salud”.

Según un estudio de la Comisión Europea, en España mueren 16000 personas al año de forma prematura por culpa de la contaminación. ¿Realmente no hay ningún riesgo para la salud?

El día 5 de marzo el portavoz del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunciaba en una rueda de prensa las medidas de ahorro energético que nuestro Gobierno socialista pretende llevar a cabo. Entre dichas medidas destacan la reducción de los límites de velocidad, que ya ha provocado más de una protesta, y el fomento del uso del transporte público. En conclusión, pretenden que usemos menos el coche y más el autobús, el metro o el tren.

¿Qué opina la ciudadanía de estas medidas?
Algunos ya sabemos lo que opinan porque lo han transmitido muy bien a través de sus reivindicaciones. Pero ahora sabemos además lo que la señora Ana Botella opina del asunto.

 Sorprendentemente la semana pasada un equipo de la sexta del programa El Intermedio, encontró a Ana Botella en su peluquería, tal y como ella acostumbra a hacer muchos días a primera hora de la mañana. Esto no sería un hecho relevante si no fuera porque la concejala fue pillada con las manos en la masa. Si ir a la peluquería acompañada de dos vehículos oficiales y de cuatro funcionarios públicos es un hecho banal, y sobre todo en época de crisis, que alguien me lo explique. No veo la necesidad de tener que ir tan acompañada a la peluquería. No sólo porque no hacen falta dos coches, sino porque los que la acompañan son gente que cobra por ello, y casualmente ese sueldo lo pagamos entre todos los españoles con nuestros impuestos. ¿Se están aprovechando de nosotros?


El final de su visita a la peluquería fue algo peculiar. Ana Botella salió andando por la puerta de atrás con el fin de evitar que el cámara la grabase y el periodista siguiera preguntándole. Lamentablemente para ella, el cámara pudo demostrar cómo ella huía andando y con su coche oficial siguiéndola al lado. ¿Por qué Ana Botella no sigue las medidas de ahorro energético?

Probablemente la actitud de Ana Botella sea el reflejo de lo que opina acerca de las nuevas medidas tomadas por el Gobierno. Sea cual sea su opinión, es una ciudadana más y, teniendo en cuenta que es un personaje público, tiene todavía más motivos para predicar con el ejemplo.
 
¿Es el ejemplo de Ana Botella el que el Gobierno pretende que sigamos?
Supongo que no, pero hay algo que sí está claro: no a todo el mundo le importa que nos encontremos en época de crisis. Y si les importa, como el caso de Ana Botella, no lo demuestran. Puede que no estemos de acuerdo con las medidas propuestas por el Gobierno, pero queramos o no tenemos que acatarlas. De no hacerlo, sólo nosotros saldremos perjudicados.

3 comentarios:

  1. Lo que parece estar claro es que no es lo mismo el gobierno nacional que el autonómico. Es el problemilla que tenemos con nuestros políticos, que parecen mirar más por el interés de su partido que por el general, incluso contrariando las evidencias técnicas. El uso del transporte público en bueno para el medio ambiente y por lo tanto para la salud, es bueno para la economía general y particular, para el tráfico, etc., etc. Lo saben todos los políticos pero su apoyo depende del momento y la situación de su partido en el gobierno correspondiente. Quizás sea este el principal problema que tenemos, nuestros políticos. La actuación personal acorde a las conductas indicadas a la ciudadanía, al sentido común y a las evidencias técnicas es lo esperado. Las conductas contrarias descalifican por sí mismas a quien las pone en práctica. Eso sí, la seguridad de los cargos públicos debe estar siempre garantizada, y ello requiere medios... e imaginación para un uso racional de los recursos.

    ResponderEliminar
  2. y ademas como se ha echado a perder esta señora,
    madre mía que arrugas.

    ResponderEliminar
  3. Esto es más de lo mismo, la falta de etica politica. Siempre nuestros politicos deben preservar los derechos de todos nosotros, pobrecitos ciudadanos, pero tambien imponer y hacer cumplir todas nuestras obligaciones. El problema reside en que amparándose en esta máxima la mayoria de nuestros representantes solo ven por sus propios derechos y lo que es peor, por sus propios privilegios. Esta es una conducta asumida por el resto de ciudadanos pero que en época de crisis, cuando se nos exige los grandes sacrificios en aras de la solidaridad común, a algunos nos parece escandaloso. ¿Dónde estan las bases de la moralidad, de la vergüenza, de los principios eticos? ¿No los tienen o les interesa olvidarlos sin más? Solo se que, para mi,uno de los principios básicos éticos es predicar con el ejemplo. Si este es el ejemplo que debemos seguir.....así nos va. Todos soportaremos esta situación de crisis e intentaremos llegar a fin de mes o encontrar trabajo, pero la señora Botella sin despeinarse.

    ResponderEliminar